Monografia utiliza cookies. Lea nuestra Política de Privacidad para obtener más información. Para eliminar este mensaje, haga clic en el siguiente botón: Acepto el uso de cookies

Posteador
MundoDelVago
Administrador




Últimos visitantes

Incidencia de la agroecología en el establecimiento






Tema N° 1.- Publicación de artículos en revistas científicas, arbitradas y medios de comunicación. Presentación de ponencias y conferencias. Foros, seminarios y simposio.
Actividad 2: Escribir un Artículo Científico (Tema Trabajo de Grado). No se conforme con la información de la guía de estudio investigue más al respecto. (Individual).
Resumen
La concepción de la agricultura urbana o periurbana con enfoque agroecológico promueve la producción agrícola apoyándose en la conservación de los recursos naturales elementales, tales como suelo, agua y biodiversidad. Esta agricultura ecológica promete ser altamente productiva y a su vez sostenible en producción y conservación a largo plazo, con la finalidad de poder solventar el abastecimiento de alimentos, en principio de cada familia, con el establecimiento de huertos familiares y luego a sus beneficiarios indirectos como sus vecinos y comunidades aledañas, vendiendo el excedente, contribuyendo a la economía familiar. La Agroecología es la ciencia que consiste en la aplicación de los conceptos y principios de la ecología, desarrollo y gestión de sistemas agrícolas sostenibles. La Agricultura Urbana/ Periurbana es una técnica mediante la cual se desarrolla la siembra de cultivos de hortalizas, frutales, medicinales y ornamentales a pequeña escala en áreas urbanas. El huerto familiar es una de las técnicas que aplica la agricultura urbana/periurbana para su difusión y propagación llevando consigo que debe ser aplicada con enfoque agroecológico que permita la conservación del ambiente o que tenga una menor carga negativa con el desarrollo de esta actividad.
Palabras claves: Agricultura Urbana/ Periurbana, Agroecología, Huerto Familiar, Ecología.
Introducción
Desde el siglo pasado, el mundo enfrenta una crisis ambiental y de riqueza cultural, reflejada principalmente en la creciente pérdida de biodiversidad y del conocimiento tradicional que los pueblos campesinos e indígenas poseen sobre su relación con el ambiente. Esta doble pérdida se debe de manera directa o indirecta, a un aumento en la población humana, y a la vida moderna de la sociedad, la cual demanda cada vez más recursos para su sobrevivencia (Bermúdez, 2005).
Esta crisis ha trascendido en el desarrollo económico y cultural de los países latinoamericanos, debido a que actualmente los planes de desarrollo precisan la producción de recursos vegetales, adaptados a las características ecológicas y tecnológicas de las distintas regiones agrícolas, sin causar graves impactos al ambiente y contribuyan a satisfacer las necesidades básicas de la sociedad, así como el desarrollo económico de las mismas.
También se requieren rescatar técnicas utilizadas en el pasado sobre la agricultura, tales como siembra de policultivos, sembrar según el periodo lluvioso o seco, combinar el cultivo con cría de animales de granja para aprovechar el estiércol como abono, rotación de cultivos, utilización de plantas repelentes de insectos no benéficos, entre otros, prácticas de cultivo basadas en el conocimiento adecuado y profundo de los procesos ecológicos de los sistemas de producción, para enfocarlos hacia los cambios socio-económicos que promuevan y permitan mejorar la producción del sistema, y que su renovación no esté en riesgo; promoviendo la sostenibilidad alimentaria (Gliessman, 2007).
Diferentes estudios han demostrado como el conocimiento tradicional que poseen los campesinos sobre su agricultura, son prácticas agrícolas sostenibles. Ejemplo de ello son los huertos familiares, policultivos basados en la siembra de una diversidad de cultivos y variedades, que no dependen de insumos externos como plaguicidas, fertilizantes e irrigación artificial; poseen un reciclaje de nutrientes; conservan la diversidad biológica, y están construidos sobre el conocimiento y la cultura tradicional (Gliessman, 2007).
Los huertos familiares son espacios o patios de las viviendas que se pueden destinar al cultivo de hortalizas, tubérculos, plantas ornamentales, aromáticas, gastronómicas y medicinales, proporcionando una parte importante de la alimentación de la familia de una manera fácil y económica, son ecológicamente sustentables. Las hortalizas y plantas gastronómicas que de ahí se obtienen satisfacen las necesidades básicas de la familia durante todo el año. Así mismo, la diversidad vegetal de estos huertos, provee de otros beneficios a las familias, tales como los productos para la venta (excedentes), alimento para animales domésticos, cercos de protección (barreras vivas), entre otros.
Es indispensable conocer el manejo y función de los recursos vegetales en las comunidades, como sistemas dinámicos en permanente proceso de desarrollo, y como un componente fundamental en las estrategias para la conservación de la biodiversidad que contribuye localmente a la soberanía alimentaria, así como a los ingresos familiares.
Durante el desarrollo del proyecto socioproductivo endógeno con enfoque agroecológico "Establecimiento de Huertos Familiares en la Comunidad de Los Budares, Parroquia Zuata, Municipio José Félix Ribas, La Victoria-Estado Aragua" se pudo constatar la incidencia que tiene la agroecología en la producción de hortalizas, puesto que se evidenció que aplicando los principios agroecológicos se pueden obtener hortalizas sanas y de buena calidad sin afectar negativamente al ambiente, sino más bien contribuyendo a su mejoramiento y preservación.
En este marco, se plantea la incidencia que tiene la agroecología en la producción de hortalizas en huertos familiares empleando la agricultura urbana, específicamente durante el establecimiento de un huerto en la comunidad periurbana (situada en la periferia de una ciudad), Los Budares, ubicada en la Parroquia Zuata del Municipio José Félix Ribas en la ciudad de La Victoria, Estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela, con la finalidad de contribuir a la difusión de que sí se puede desarrollar de forma efectiva y con calidad cultivos de hortalizas, promoviendo también actividades de conservación y de reapropiación de dichos conocimientos en beneficio de la comunidad y para fortalecer la capacidad de potenciar su desarrollo endógeno con enfoque agroecológico.
Materiales y Métodos
El enfoque agroecológico considera a los ecosistemas agrícolas como unidades fundamentales de estudio; y en estos sistemas, los ciclos minerales, las transformaciones de la energía, los procesos biológicos y las relaciones socioeconómicas son investigadas y analizadas como un todo. De este modo, a la investigación agroecológica le interesa no sólo la maximización de la producción del agroecosistema total. Esto tiende a reenfocar el énfasis en la investigación agrícola más allá de las consideraciones disciplinarias hacia interacciones complejas entre personas, cultivos, suelo, animales, entre otros. (Altieri, 1999).
La Agricultura urbana, es una modalidad de siembra que utiliza los espacios ociosos dentro de las ciudades y su periferia para la producción de alimentos de forma sostenible, permite el autoabastecimiento y genera alimentos a la población de una comunidad.
Es una técnica mediante la cual se desarrolla la siembra de cultivos hortícolas, frutales, medicinales y ornamentales a pequeña escala en áreas urbanas; la misma puede ser aplicada en terrenos baldíos dentro de las comunidades, patios de viviendas, balcones, platabandas, patios de colegios o recipientes como mesas construidas con paletas, cauchos, envases para reciclaje (tambor de lavadora, pipote, cuñetes de pinturas, entre otros).
Este tipo de agricultura surge como respuesta al rápido crecimiento de las poblaciones en las ciudades, por tal motivo contribuye a la soberanía alimentaria dentro de las ciudades, a su vez promueve la economía familiar y de la comunidad.
Objetivos de la Agricultura Urbana:
Consolidar y fomentar la Agricultura Urbana y Periurbana como un sistema de organización e integración familiar y comunal, que garantice la sustentabilidad y promueva el intercambio, distribución y consumo de alimentos con carácter autogestionario y socialista, fortaleciendo la seguridad y soberanía alimentaria.
Visualizar y caracterizar los espacios dentro de los ejes de acción para ejecutar el programa de Agricultura Urbana y Periurbana.
Fortalecer un sistema de formación y comunicación bajo un enfoque agroecológico para la consolidación de la agricultura urbana.
Promover la producción, transformación, distribución e intercambio de alimentos sanos y no contaminados por agrotóxicos, donde prevalezca la producción local y municipal de alimentos.
Establecer unidades de producción comunal de insumos biológicos, abonos orgánicos y semillas.
Beneficios de la Agricultura Urbana:
Contribuye a la seguridad y soberanía agroalimentaria.
La producción es libre de agrotóxicos.
Fomenta el consumo de alimentos sanos.
Contribuye a mejorar el paisajismo en las comunidades.
Fortalece la microeconomía familiar, escolar y comunitaria.
Fácil de manejar.
Forma parte de una actividad recreativa y de aprendizaje.
La Agroecología, es una disciplina teórico-práctica que propone principios y métodos que incorporan las dimensiones ecológica, técnica, socioeconómica y cultural con la finalidad de mejorar la eficiencia biológica y productiva como la preservación de la biodiversidad, el reciclaje de nutrientes, la optimización del uso de recursos locales y el aprovechamiento del conocimiento tradicional, todo ello en forma sostenida (Escobar y Espinoza, 2002).
Es la ciencia que consiste en la aplicación de los conceptos y principios de la ecología, desarrollo y gestión de sistemas agrícolas sostenibles.
Los objetivos que persigue la Agroecología son los siguientes:
Producir alimentos y productos vegetales de alta calidad y en suficiente cantidad.
Fomentar e intensificar los ciclos de vida de microorganismos benéficos dentro del sistema agrícola.
Aprovechar racionalmente los recursos locales reduciendo al mínimo la dependencia de factores externos.
Operar en lo posible como un "sistema cerrado", en lo que se refiere a la utilización de materia orgánica y nutrientes minerales para garantizar la sustentabilidad.
Evitar todas las formas de contaminación que puedan resultar de las técnicas agrícolas.
Mantener la diversidad genética del sistema agrícola y de su entorno incluyendo la protección de los hábitats de plantas y animales silvestres.
Garantizar a nivel local la seguridad alimentaria y la salud de las familias agroproductoras.
Garantizar una gestión económica rentable e independiente de la unidad agroproductiva.
Generar fuentes de trabajo que incrementen la calidad de vida del medio rural.
Fomentar modelos alternos de organización entre productores y consumidores.
Incrementar los niveles de autosuficiencia alimentaria a escala regional.
Rescatar los saberes ancestrales de la agricultura campesina e indígena a través del rescate de la agrotecnología tradicional.
Conservar la biodiversidad del germoplasma autóctono, así como las variedades tradicionales de cultivos, la flora y la fauna del suelo, las plantas y los animales.
Principios de la Agroecología:


Otros posts que te van a interesar:

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo